TRANSFORMAción

Empecemos por utilizar una comparación a la que recurro mucho por su idoneidad: El proceso de transformación personal se asimila a el proceso de transformación de una oruga a mariposa. Para nosotros también es una transformación en etapas, aunque no es un proceso totalmente lineal y sin trabas. La transformación es una forma de vida y cada vez que piensas que ya has llegado, te das cuenta de que sólo has dado unos pasos más, y todavía queda trayecto por recorrer. 

No se trata de cambiar y volverte otra persona, sino de redescubrir tu origen y volver a ti, ser tu mismo de verdad. Vivir en coherencia y acorde con tu propósito es la alineación de tu pensamiento, sentimiento y acción. 

Ahora mismo, ¿haces lo que piensas y sientes?

¿Para qué quieres transformarte? ¿Qué vas a conseguir? 

Para ser el dueñ@ de tu vida, conociéndote a ti mism@ y el impacto que quieres generar. 

Brillando desde tu interior.